• Crystal Mountain

Marilyn Manson encerraba a sus parejas en cuarto antirruido como 'castigo'

De acuerdo con nuevos testimonios, el rockero castigaba a sus parejas encerrándolas en cuartos antirruido.


El caso de Marilyn Manson continúa creciendo ante las denuncias de violencia psicológica, física y sexual así como múltiples vejaciones contra mujeres, entre las que se encuentran víctimas como Evan Rachel Wood, Sarah McNeilly Esmé Bianco o Dita Von Teese, que tuvieran relaciones con el músico.


Una nueva investigación de la revista Rolling Stone arroja nuevas declaraciones y entrevistas relacionadas con víctimas, y de acuerdo con ello, Brian Hugh Warner, nombre real del metalero, convirtió una cabina de grabación en una habitación de castigo. La revista revela que bajo el nombre de 'Cuarto de las chicas malas', Manson se encargaba de reprimir a sus parejas durante horas en la cabina de vidrio tras cualquier provocación que pensara que las hiciera acreedoras a ello.


Ashley Walters, una exasistente y pareja, del músico, revela que incluso el mismo Brian se jactaba de contar sobre su habitación: “Siempre tenía un tono de broma y de fanfarronear” con el asunto, según lo que revela. De acuerdo con su testimonio, la hizo permanecer en un cuarto del tamaño de un probador de centro comercial durante horas. "Al principio, lo hizo sonar genial", dice a Rolling Stone.



“Entonces, lo hizo sonar muy punitivo. Incluso si estuviera gritando, nadie me escucharía", agregó. Además, relata una suma de asuntos que ya se habían revelado con anterioridad, como la decoración del resto de su departamento con páginas de revistas pornográficas, esvásticas, insinuaciones a genitales y sangre; así como decoración con sábanas y cortinas completamente negras, mínima iluminación en el lugar e intolerancia total a lo que dijeran en contra de lo que demandaba.


Esto se une a otras voces, como la de la actriz de Game of Thrones Esmé Bianco, la cual asegura que Manson la privó del sueño y la comida; la mordió, cortó, electrocutó y la violó por dos años. Evan Rachel Wood denunció abuso físico y sexual desde su adolescencia, así como atentados contra su vida y ataques psicológicos. Y así, se siguen sumando los testimonios en contra de Manson, quien goza de su libertad aún.

0 vistas0 comentarios