top of page
  • Foto del escritorFercho Rios

Este cartucho de NES cuesta una fortuna y es antecedente de los esports

Actualizado: 31 jul 2021

Una historia que todo gamer competitivo se debe saber

Cuando hablamos de esports, por lo general pensamos en los ecosistemas establecidos de juegos como League of Legends, Fortnite, Dota, PUBG, Rainbow Six, Call of Duty y Free Fire.

Pero cuando se habla de los antecedentes, hay distintos eventos que se pueden citar como primeros pasos de lo que eventualmente se convertiría en el modelo de los deportes electrónicos que tiene encantada a la industria y a marcar que antes eran por completo ajenas a los videojuegos.

La Evo, antes de que explotara en popularidad, es uno de esos antecedentes -tan solo hace falta recordar que el famoso Evo moment #37 tuvo lugar en 2004-, pero más atrás hay otros ecosistemas como el que surgió en Corea del Sur en torno a Starcraft.

Y si retrocedemos más décadas veremos que hubo aún más iniciativas, como la que Nintendo of America encabezó en 1990 con su Nintendo World Championships (NWC).

NWC fue una competencia que se llevó a cabo a lo largo de 30 ciudades de Estados Unidos y que contó con el patrocinio de gigantes como Pepsi y Reebok. La idea era que los fans de Nintendo Entertainment System (NES) se enfrentaran a través de puntaje en juegos diseñados específicamente para el torneo.


Estos juegos estaban contenidos en cartuchos personalizados que no se vendieron al público general y cuyas unidades fueron limitadas.

Hasta este día se desconoce cuál fue la cantidad exacta de unidades Nintendo World Championships que se hicieron, pero se sabe que 90 cartuchos grises se regalaron a los competidores después de que el evento concluyó.

Además, la extinta revista Nintendo Power sostuvo una dinámica en la que regaló 26 cartuchos dorados.

Esta situación hizo que los cartuchos NWC se convirtieran en objetos preciados por los coleccionistas, quienes por uno llegaron a pagar cantidades superiores a los 15,000 dólares, una fortuna hace años, aunque una miseria si se le compara con la cifra de 1,560,000 dólares por la que se vendió una copia en estado casi perfecto de Super Mario 64 en julio de 2021.

En 2015 el Nintendo World Championships regresó a propósito de los 25 años del evento original y la edición más reciente tuvo lugar en 2017.



5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page