top of page
  • Foto del escritorCrystal Mountain

Ricardo Montaner estrenó su nuevo disco 'Tango'

Viajero incansable, Ricardo Montaner recorrió el mundo una y mil veces, pero el compás de su brújula personal siempre marcaba al sur. Los vientos y los años lo llevaron lejos, pero un pedacito de su corazón siempre se mantuvo en Valentín Alsina, el barrio que lo vio nacer.


Fotografía: Guido Adler


El cantante dejó fluir su espíritu tanguero en su nuevo disco, Montaner Tango, y grabó el videoclip en el icónico Café de los angelitos


Ricardo Montaner pasó su infancia en Valentín Alsina y tiene muchos recuerdos de su niñez en la Argentina. El cantante de 64 años le prometió a su padre y a su abuelo que le haría honor a las raíces musicales que lo marcaron a fuego. El próximo martes 24 de mayo cumplirá su palabra con el lanzamiento de su nuevo álbum, Tango. El disco se compone, tal como su nombre lo indica, de 11 tangos que representan el legado de los que escribieron la historia del género.


Como cada detalle estuvo pensado, el artista grabó las canciones en el Estudio ION, el mismo en el que varias de las figuras emblemáticas registraron sus discos más memorables. Emplazado desde 1956 en una vieja casona en el barrio de Balvanera, en el centro de Buenos Aires, Montaner reunió a una orquesta típica de doce integrantes, formada por los más destacados instrumentistas del género. Dirigidos por el Maestro Andres Linetzky -encargado también de realizar los arreglos del álbum- se propusieron mantener la esencia del tango.


Fotografía: Guido Adler


Registrado de forma completamente analógica, se usaron los mismos micrófonos con los que se grabaron algunas piezas inmortales. Con el seteo de la sala a cargo de Jorge El Portugués Da Silva, que a sus 87 años ha participado de incontables sesiones en ese estudio y bajo el atento control de calidad de Osvaldo Acedo, quien grabó entre otros a Goyeneche y a Piazzolla.


“Tango que suene a tango”, fue el concepto central del disco que contiene algunos clásicos como “Cuartito Azul”, “Nada”, “Nostalgias”, “Uno”, “La última copa”, en la voz de Ricardo Montaner. Viajero incansable, el cantautor recorrió el mundo una y mil veces, pero con el compás de su brújula personal marcando al revés el rumbo del camino. Los vientos y los años lo arrearon lejos, pero siempre un pedacito de su corazón se mantuvo mirando al sur, a ese sur que lo vio nacer en Valentín Alsina, barrio de Tango por excelencia, en el que pasó los primeros años de su vida.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page